Ruta

El gasto energético

El gasto energético basal es el gasto calórico de un individuo en situación cómoda y relajada. Con la edad se produce una reducción del gasto energético basal del 2% por década, por ejemplo...

Si a los 20 años mi gasto energético basal era de 1800 Kcal, a los 30 años es de aproximadamente 1764 Kcal, y a los 40 años será 1729 Kcal. El gasto energético de las mujeres es inferior al de los hombres y ello se debe a que generalmente tienen un mayor porcentaje de grasa corporal. Los factores ambientales (el frío particularmente), el embarazo y la digestión de los alimentos también inciden sobre el ritmo metabólico basal.

La modificación del gasto energético más acusada se produce con la actividad física. Varia con el tipo de ejercicio, la intensidad, y obviamente, con la duración. Pero también modifican el gasto energético la habilidad y las aptitudes físicas para desempeñar la actividad física. Una persona con dominio de una especialidad y buen nivel de capacidad física realiza un trabajo más eficiente, con menos coste energético. Cuanto mayor sea la dificultad técnica de una actividad, mas incremento habrá del gasto energético en las personas con aptitudes limitadas.

Un equivalente metabólico (1 MET) es la cantidad de energía (oxígeno) que el cuerpo utiliza cuando se está sentado tranquilamente, por ejemplo, leyendo un libro. La intensidad se puede describir como un múltiplo de este valor. Cuanto más trabaja el cuerpo durante una actividad física, más elevado es el nivel MET al que se está trabajando.

Cualquier actividad que consuma 3-6 MET se considera de intensidad moderada. Cualquier actividad que consuma > 6 MET se considera de intensidad vigorosa. Se pueden consultar las tablas tipificadas que definen las actividades físicas y sus niveles MET con el fin de evaluar de forma aproximada -recordemos los factores que condicionan el gasto- la intensidad de la actividad correspondiente.

 MET